Medicamentos antiarrítmicos

Saltar la barra de navegación

Los medicamentos antiarrítmicos se pueden utilizar para hacer que un ritmo cardíaco irregular (arritmia) vuelva a su ritmo normal, para prevenir una arritmia o para controlar los latidos del corazón durante una arritmia. Estos medicamentos funcionan principalmente reduciendo la frecuencia cardíaca o ayudando a estabilizar el tejido muscular del corazón.

Muchos antiarrítmicos tienen efectos secundarios, y muchos interactúan con otros medicamentos. Una persona que esté tomando cualquiera de estos medicamentos debería hablar frecuentemente con su médico.