Inicio de la páginaRevise sus síntomas

Generalidades del tema

El uso excesivo o uso indebido del alcohol (alcoholismo) o de otras drogas se llama problema de consumo de sustancias. Puede causar o empeorar muchos problemas médicos y puede destruir familias y vidas.

Si piensa que usted pudiera tener un problema con las drogas o el alcohol, complete un breve cuestionario para evaluar sus síntomas:

Alcohol

El consumo indebido del alcohol causa más de 100,000 muertes al año en Estados Unidos y en Canadá. Es la droga que los niños de 12 a 17 años usan con mayor frecuencia. Los accidentes automovilísticos causados por el alcohol son la causa principal de muerte en adolescentes. Las personas que beben alcohol tienen más probabilidades de participar en conductas sexuales de alto riesgo, tener malas calificaciones en la escuela o bajo desempeño en el trabajo, utilizar productos de tabaco y experimentar con drogas ilegales. El consumo de alcohol y drogas puede ser un intento inconsciente de tratarse a sí mismo por otro problema, como la depresión.

Usted tiene problemas de alcohol si su consumo interfiere con su salud o su vida cotidiana. Se desarrolla alcoholismo cuando se depende física o emocionalmente del alcohol para soportar el día.

Beber en exceso a largo plazo daña el hígado, el sistema nervioso, el corazón y el cerebro. Puede provocar presión arterial alta, problemas estomacales, interacciones de los medicamentos, problemas sexuales, osteoporosis y cáncer. El consumo indebido del alcohol también puede provocar violencia, accidentes, aislamiento social, condenas de cárcel y problemas en el hogar y el trabajo.

Los síntomas de un problema de alcohol incluyen cambios en la personalidad, lagunas mentales, beber cada vez más para lograr el mismo efecto y negación del problema. Una persona con un problema de alcohol puede beber a tragos o a escondidas, beber sola o temprano en la mañana, y sufrir de temblores. También puede tener problemas familiares, escolares o laborales, o tener dificultades con la ley debido a la bebida.

Consumir alcohol junto con medicamentos o drogas ilegales puede aumentar los efectos de estas sustancias.

Los patrones de consumo indebido del alcohol varían. Es posible que algunas personas beban y se intoxiquen (se emborrachen) todos los días. Otras personas beben grandes cantidades de alcohol en momentos específicos, como durante el fin de semana. Es común que las personas con problemas de alcohol o drogas se reporten enfermas en el trabajo los lunes o los viernes. Pueden quejarse de tener un virus o gripe. Otras pueden estar sobrias durante mucho tiempo y después tener una borrachera que dure semanas o meses.

Es posible que una persona con dependencia del alcohol sufra síntomas de abstinencia graves, como temblores, delirios, alucinaciones y sudoración, si deja de beber repentinamente ("en seco"). Después de que se produce la dependencia, se vuelve muy difícil dejar de beber sin ayuda externa. Puede ser necesaria una desintoxicación médica.

Drogas

El uso indebido de drogas incluye el consumo de drogas —como la marihuana, las metanfetaminas, la cocaína o la heroína— y el uso indebido de medicamentos de venta bajo receta y de venta libre. Algunas personas usan drogas como estimulante o para aliviar estrés y problemas afectivos.

Las drogas como el éxtasis (MDMA, por sus siglas en inglés), la ketamina (o cetamina), el GHB, Rohypnol y el LSD, que se conocen como "drogas de discoteca", pueden encontrarse en fiestas bailables de toda la noche, "raves", "trances" o discotecas. El consumo de las drogas de discoteca explica las cifras crecientes de sobredosis de drogas y visitas a la sala de urgencias. Los inhalantes como el protóxido de nitrógeno (gas hilarante) también pueden usarse en las discotecas. Las drogas vienen en diferentes formas y pueden consumirse de diferente manera. Pueden fumarse, ingerirse por la nariz, inhalarse, tomarse como píldoras, ponerse en líquidos o comida, colocarse en el recto o la vagina o inyectarse con una aguja. Los adolescentes y los adultos jóvenes pueden correr el riesgo de ser víctimas de ataque sexual o conducta violenta en situaciones donde se usan estas drogas.

Los medicamentos de venta bajo receta que pueden usarse en forma indebida incluyen los opioides (la morfina y la codeína), el diazepam (Valium), la combinación de hidrocodona y acetaminofén (Norco), el metilfenidato (Ritalin) y la oxicodona (OxyContin).

Algunos medicamentos de venta libre, como los medicamentos para resfriados que contienen dextrometorfano entre sus ingredientes, están siendo usados en forma indebida por adolescentes y adultos jóvenes como un modo estimulante o lograr un "subidón". El pegamento, el betún para lustrar zapatos, líquidos de limpieza y aerosoles son productos comúnmente usados en el hogar que tienen ingredientes que también pueden usarse como estimulantes.

En los Estados Unidos y el Canadá, aproximadamente el 40% de los adultos usarán una droga ilegal en algún momento de su vida. Esto no incluye el uso de alcohol o medicamentos de venta bajo receta. Muchas personas usan más de una sustancia ilegal al mismo tiempo.

La drogodependencia o adicción ocurre cuando se desarrolla una "necesidad" física o emocional por una droga. Usted no es capaz de controlar el consumo de una droga a pesar del impacto negativo que tiene en su vida. Tal vez no sepa que usted se ha vuelto dependiente de una droga hasta que trata de dejarla. El síndrome de abstinencia de una droga puede causar síntomas desagradables y a veces peligrosos. Generalmente, el tratamiento consiste en reducir la dosis de la droga en forma gradual hasta que puede dejar de consumirla por completo.

Grupos de alto riesgo

Algunos grupos de personas tienen más probabilidades que otras de tener problemas relacionados con el consumo del alcohol o de drogas. Estos grupos incluyen:

  • Adolescentes y adultos jóvenes. Aproximadamente la mitad de los estudiantes de último año de las escuelas secundarias ("high school seniors") en los EE. UU. admiten haber consumido alcohol o una droga ilegal. El consumo de sustancias en este grupo de edad aumenta el riesgo de participación en conductas delictivas, conductas sexuales de alto riesgo, accidentes y lesiones. Los adolescentes que consumen alcohol y drogas tienen más probabilidades de tener un desempeño escolar deficiente y abandonar los estudios a índices más altos. Para obtener más información, vea el tema Consumo de alcohol y drogas en adolescentes.
  • Mujeres.
    • Aunque las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de consumir alcohol en forma indebida, tienen más probabilidades de tener problemas de salud relacionados con el alcohol, como enfermedad hepática.
    • Las mujeres tienen probabilidades más altas de tener problemas con medicamentos de venta bajo receta. Más de dos tercios de todos los tranquilizantes son recetados para mujeres. Los tranquilizantes, los sedantes, los medicamentos para el dolor y las anfetaminas son usados en forma indebida con más frecuencia por mujeres.
    • El uso indebido de alcohol y drogas en las mujeres aumenta el riesgo de tener otros problemas de salud, como osteoporosis o depresión.
    • Las mujeres que usan alcohol y drogas en forma indebida intentan suicidarse cuatro veces más a menudo que aquellas que no.
  • Adultos mayores de 65 años. El uso indebido de drogas en este grupo de edad es un problema debido a la alta cantidad de medicamentos de venta bajo receta y la falta de coordinación entre los médicos. Las señales de uso indebido de alcohol o drogas pueden confundirse con otros problemas de salud o simplemente considerarse como un síntoma del "envejecimiento". Muchos adultos mayores "se automedican" con alcohol para ayudar a aliviar problemas para dormir, depresión y otros problemas. El consumo indebido de alcohol es más común que el uso indebido de drogas entre los adultos mayores. El alcohol contribuye a accidentes de tránsito y otros tipos de lesiones graves en este grupo de personas. Para obtener más información, vea el tema Problemas de uso de sustancias en adultos mayores.
  • Personas de bajos ingresos. El consumo de drogas y alcohol es un problema para muchas minorías, incluyendo adultos con discapacidades, personas sin hogar y grupos minoritarios.
  • Bebés. El uso de alcohol y drogas durante el embarazo puede causar anomalías congénitas y aumentar el riesgo de muerte infantil. Los bebés tienen más probabilidades de tener discapacidades de aprendizaje y problemas sociales y conductuales cuando sus madres consumen alcohol o drogas durante el embarazo. Los bebés de madres que consumen alcohol corren riesgo de problemas a causa del síndrome de alcoholismo fetal.
  • Niños. Los estudios muestran que los niños que son expuestos al uso indebido de drogas en el hogar, especialmente metanfetamina, tienen índices más altos de depresión, ansiedad, estrés postraumático, ira y uso indebido de alcohol y drogas. También tienen más probabilidades de tener problemas de aprendizaje y un desempeño escolar deficiente.

Cómo reconocer un problema

El alcohol es parte de la vida de muchas personas y puede tener un lugar en tradiciones culturales y familiares. A veces puede ser difícil saber cuándo ha comenzado a beber demasiado.

Existe una fuerte conexión entre el uso de drogas y el alcohol y las conductas sexuales de alto riesgo. Esto aumenta la probabilidad de una persona de contraer infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés), hepatitis B y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Si cree que pudiera tener un problema con la bebida o las drogas, complete un breve cuestionario para evaluar sus síntomas:

Revise sus síntomas para decidir si debería ver a un médico y en qué momento.

Revise sus síntomas

¿Le preocupa un problema con el alcohol o con las drogas?
Concerned about alcohol or drug problem
No
Concerned about alcohol or drug problem
¿Qué edad tiene?
11 años o menos
11 años o menos
12 a 55 años
12 a 55 años
56 años o más
56 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer

La evaluación médica de los síntomas se basa en las partes del cuerpo que usted tiene.

  • Si es transgénero o de género no binario, seleccione el sexo que coincida con las partes del cuerpo (como los ovarios, los testículos, la próstata, las mamas, el pene o la vagina) que tenga ahora en la zona donde tenga los síntomas.
  • Si sus síntomas no están relacionados con esos órganos, puede elegir el sexo con el que se identifique.
  • Si tiene algunos órganos de ambos sexos, es posible que tenga que utilizar esta herramienta de triaje dos veces (una vez como "hombre" y otra vez como "mujer"). Esto es para asegurarse de que la herramienta haga las preguntas adecuadas para usted.
¿Se desmayó por completo (perdió el conocimiento)?
Perdió el conocimiento
No
Perdió el conocimiento
Si usted está respondiendo por otra persona: ¿La persona está inconsciente ahora?
(Si está respondiendo esta pregunta por usted mismo, responda no).
Está inconsciente ahora
No
Está inconsciente ahora
¿Ha recuperado su nivel normal de lucidez mental?
Después de desmayarse, es normal sentirse un poco confuso, débil o aturdido cuando se despierta o vuelve en sí. Pero a menos que algo más esté mal, estos síntomas deberían desaparecer bastante rápido y usted pronto se debería sentir tan despierto y alerta como lo está normalmente.
Ha recuperado la normalidad después de perder el conocimiento
No
Ha recuperado la normalidad después de perder el conocimiento
¿La pérdida del conocimiento se produjo durante las últimas 24 horas?
Pérdida del conocimiento en las últimas 24 horas
No
Pérdida del conocimiento en las últimas 24 horas
¿Está pensando seriamente en suicidarse o en hacerle daño a otra persona en este momento?
Pensando seriamente en el suicidio o en herir a otra persona
No
Pensando seriamente en el suicidio o en herir a otra persona
¿Tuvo convulsiones después de consumir alcohol o drogas?
Episodio de convulsiones
No
Episodio de convulsiones
¿Cree que tiene síntomas de abstinencia?
Los síntomas de abstinencia son los problemas físicos y los cambios emocionales que es posible que tenga cuando deja repentinamente de consumir una sustancia de la que es dependiente.
Withdrawal symptoms
No
Withdrawal symptoms
¿Los síntomas de abstinencia son graves o leves?
Graves
Severe withdrawal symptoms
Leves
Mild withdrawal symptoms
Si usted está respondiendo por otra persona: ¿Le preocupa que la persona esté ebria o colocada y necesite atención médica ahora?
Person is intoxicated and may need medical evaluation
No
Person is intoxicated and may need medical evaluation
¿Afecta el consumo de alcohol o de drogas su conducta?
Use of alcohol or drugs affects behavior
No
Use of alcohol or drugs affects behavior
¿Alguna vez maltrató a un niño o una pareja íntima mientras consumía alcohol o drogas?
Abusive behavior when using alcohol or drugs
No
Abusive behavior when using alcohol or drugs
¿ Necesita alcohol o drogas para ayudarle a pasar el día?
Need alcohol or drugs to get through day
No
Need alcohol or drugs to get through day
¿Está embarazada?
Sí, usted sabe que está embarazada.
Embarazo
No, no está embarazada, o no está segura de estar embarazada.
Embarazo
¿Alguna vez ha tenido lagunas mentales mientras consumía alcohol o drogas?
Has had blackouts
No
Has had blackouts
¿Tiene otras inquietudes sobre un problema con el alcohol o las drogas?
Concerns about alcohol or drug problem
No
Concerns about alcohol or drug problem

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Si está con una persona borracha o drogada, es una buena idea buscar ayuda médica de inmediato si:

  • La persona puede tener una lesión.
  • Es difícil despertar a la persona o esta no puede mantenerse despierta.
  • La persona ha vomitado más de una vez y no actúa de manera normal.
  • Usted no se siente cómodo cuidando a la persona, o no está en un entorno que sea lo suficientemente seguro para que usted cuide a la persona.

Ser dependiente del alcohol o las drogas significa que usted depende física o emocionalmente de la sustancia. Cuando depende de una sustancia:

  • Usted no puede dejar de usar la sustancia, aun si lo intenta.
  • Quizás sienta que debe reducir el uso, pero continúa usando la sustancia a pesar de que causa problemas en su vida.
  • Usted puede tener señales físicas de la dependencia. Estas son diferentes según la sustancia, pero pueden incluir problemas como:
    • Lagunas de memoria, en las que usted no recuerda lo que pasó.
    • Problemas estomacales.
    • Infecciones recurrentes.
    • Problemas para dormir.
    • Pérdida del apetito.
    • Menos interés en las relaciones sexuales.

Los síntomas graves de abstinencia pueden incluir:

  • Estar extremadamente confuso, nervioso o molesto.
  • Sentir cosas en su cuerpo que no existen.
  • Ver u oír cosas que no existen.
  • Temblores intensos.
  • Dolor en el pecho.
  • Falta de aire.

Los síntomas leves de abstinencia pueden incluir:

  • Preocupación intensa.
  • Náuseas o vómito.
  • Temblores.
  • Sudoración.
  • Sentirse un poco tenso o nervioso.

El riesgo de un intento de suicidio es más alto si:

  • Tiene los medios para suicidarse, como un arma o medicamentos.
  • Fijó un horario y un lugar para hacerlo.
  • Piensa que no hay otra manera de resolver el problema o de poner fin al dolor.

El consumo de alcohol y drogas puede afectar su conducta. He aquí algunas preguntas para tener en cuenta:

  • ¿Ha perjudicado el uso de alcohol o drogas sus relaciones con familia o amigos?
  • ¿Alguna vez maneja un auto u opera maquinaria cuando está borracho, drogado o con resaca?
  • ¿Faltó algún día al trabajo o a la escuela durante el año pasado porque estaba borracho, drogado o con resaca?
  • ¿Han intentado sus familiares o amigos hacerle reducir el uso de alcohol o drogas?
  • ¿A veces consume alcohol o drogas desenfrenadamente?

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Tratamiento en el hogar

Si está preocupado por su propio consumo de alcohol o de drogas o el de otra persona, aprenda qué pasos tomar para ayudarse a sí mismo o ayudar a otra persona.

  • Nunca ignore el problema.
  • Conozca las señales del consumo de sustancias.
  • Haga una cita con el médico para hablar de ello como problema médico.
  • Infórmese sobre cuándo se reúnen los grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos (AA) o Narcóticos Anónimos (NA). Estos grupos de autoayuda se dedican a ayudar a sus integrantes a estar sobrios y mantenerse así. Llame a Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos para obtener información sobre la fecha y la hora de las reuniones programadas.
  • Pregúntele a la otra persona si aceptaría ayuda. No se dé por vencido después del primer "no"; siga insistiendo. Si él o ella acepta, haga algo ese mismo día para conseguir ayuda. Si usted está ofreciendo apoyo a otra persona, participe en unas cuantas reuniones de Al-Anon, un grupo de apoyo para familiares y amigos de personas alcohólicas. Lea algo de información acerca del programa de 12 pasos.
  • Brinde apoyo a la otra persona durante la desintoxicación u otros tratamientos.
  • Ayude a establecer servicios comunitarios en el hogar, si fuera necesario. Los adultos mayores podrían beneficiarse de servicios comunitarios como atención en el hogar, programas nutricionales, programas de transporte y otros servicios.
  • Ayude en la toma de decisiones. Muchas personas con problemas de consumo de sustancias no son capaces de procesar información o de comunicar eficazmente sus decisiones.
  • Verifique qué servicios hay disponibles en su área.
    • Hable con su departamento de recursos humanos sobre la necesidad de que lo refieran a su programa de asistencia al empleado, si tiene ese servicio disponible.
    • Si está ofreciendo apoyo a un adolescente, visite el sitio web http://drugstrategies.org/teens/programs para obtener información sobre programas de tratamiento de drogadicción para adolescentes en todo Estados Unidos.
    • Contacte a la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés) en línea a través de www.samhsa.gov/about/csat.aspx para obtener información sobre programas de tratamiento en su área.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico para evaluar sus síntomas si su problema con el alcohol o con las drogas se vuelve más frecuente o más grave.

Prevención

Algunos problemas de consumo de alcohol y drogas pueden prevenirse.

  • No beba alcohol ni consuma drogas si está embarazada. Beber o consumir drogas antes de intentar quedar embarazada y durante el embarazo aumenta las probabilidades de que su bebé nazca con defectos congénitos (de nacimiento) y con el síndrome de alcoholismo fetal.
  • Hable con sus hijos acerca de los efectos del alcohol y de las drogas. Los niños tienen menos probabilidades de consumir alcohol u otras drogas si sus padres los educan en forma temprana (durante los años de la escuela primaria) sobre los efectos del alcohol y de las drogas. Dé un buen ejemplo a sus hijos y no consuma alcohol ni drogas de manera indebida.
  • Aliente a su hijo adolescente a evitar el consumo de alcohol y de drogas. Beber alcohol o consumir drogas durante la adolescencia puede dañar el crecimiento y el desarrollo. También puede hacer que algunos adolescentes tengan problemas de consumo de sustancias en el futuro. El consumo de drogas en este grupo de edad aumenta la probabilidad de que el adolescente participe en un delito, tenga un comportamiento sexual de alto riesgo, o tenga accidentes y lesiones.
  • Ofrezca bebidas no alcohólicas en fiestas y comidas. No les dé a sus hijos la impresión de que se necesita consumir alcohol para pasar un momento agradable cuando se es adulto.
  • Reduzca su consumo de alcohol. Los niveles seguros son: menos de 2 bebidas al día para los hombres y 1 bebida al día para las mujeres. Una bebida es 12 onzas líquidas (360 mL) de cerveza, 5 onzas líquidas (150 mL) de vino o 1.5 onzas líquidas (45 mL) de licor fuerte. No beba todos los días. Vea el tema El alcohol y su salud.
  • Detecte las señales de estrés mental. Intente comprender y resolver las causas de la depresión, la ansiedad o la soledad. No consuma alcohol ni drogas para manejar estos problemas.
  • Pregúntele a su farmacéutico o a su médico si alguno de los medicamentos que consume actualmente puede causar dependencia.
    • Esté especialmente atento a los analgésicos (como opioides), los tranquilizantes, los sedantes y las pastillas para dormir. Siga las instrucciones cuidadosamente, y no tome más de la dosis recomendada.
    • Asegúrese de que sus médicos sean conscientes de los medicamentos recetados por otro médico. Use una sola farmacia al comprar medicamentos con receta médica.
  • No tome medicamentos para dormir, perder peso o relajarse en forma regular. Busque soluciones que no incluyan medicamentos.
  • No deje de tomar repentinamente ningún medicamento sin la supervisión de su médico.
  • No beba alcohol cuando está tomando medicamentos. El alcohol puede reaccionar con muchos medicamentos y causar complicaciones graves.
  • No fume ni use otros productos de tabaco. Muchas personas vinculan el consumo de tabaco con el consumo de alcohol y drogas. Para obtener más información, vea el tema Cómo dejar de fumar.

Cómo prepararse para su cita

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Con qué frecuencia bebe o consume drogas? ¿Qué drogas consume?
  • ¿Consume alcohol y otras drogas o medicamentos, tanto recetados como sin receta, al mismo tiempo?
  • ¿A veces bebe o consume más de lo que pretende?
  • ¿Qué tipos de alcohol o de drogas consume? ¿Cuánto consume cada día?
  • ¿Bebe o consume drogas cuando se siente "estresado"?
  • ¿Bebe o consume drogas cuando está solo?
  • ¿Ha intentado reducir su consumo de alcohol o de drogas, pero no pudo lograrlo?
  • ¿El consumo de alcohol o de drogas le está causando problemas en su trabajo, en su escuela o con su familia?
  • ¿Alguna vez su familia o sus amigos le dijeron que opinaban que usted tenía un problema con el alcohol o con las drogas?
  • ¿Alguna vez recibió tratamiento por un problema similar en el pasado?
  • ¿Alguna vez fue hospitalizado por un problema con las drogas o con el alcohol? Si ese fue el caso, esté preparado para hablar sobre los detalles con su médico.
  • ¿Qué medicamentos recetados y sin receta toma? Traiga consigo una lista completa a su cita.
  • ¿Tiene algún riesgo de salud?

Referencias

Otras obras consultadas

  • Ewing JA (1984). Detecting alcoholism: The CAGE questionnaire. JAMA, 252: 1905-1907.

Créditos

Revisado26 junio, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: William H. Blahd Jr. MD, FACEP - Medicina de emergencia
Adam Husney MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
H. Michael O'Connor MD - Medicina de emergencia
David Messenger MD