Pericarditis

Saltar la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es la pericarditis?

La pericarditis es la hinchazón e irritación del pericardio, el saco que rodea al corazón.

Por lo general, la pericarditis no causa problemas graves. La mayoría de las personas mejoran en cuestión de 7 a 10 días. Cuando hay problemas, estos pueden incluir:

  • Acumulación de líquido en el pericardio (derrame pericárdico).
  • Presión súbita en el corazón y dificultad repentina para bombear suficiente sangre (llamado taponamiento cardíaco). Esto puede ser causado por el peso y la presión de la acumulación de líquido si esta ocurre rápidamente.
  • Pericarditis constrictiva, en la cual el saco alrededor del corazón se engrosa y endurece. Esto hace que el corazón tenga más dificultad para bombear sangre.

¿Qué causa la pericarditis?

Hay muchas cosas que pueden causar pericarditis, como:

  • Una infección viral. Esta es la causa más común.
  • Un ataque al corazón.
  • Una lesión en el pecho.
  • Una cirugía cardíaca reciente.
  • Determinadas enfermedades, como el cáncer, el lupus o la tuberculosis.

En muchos casos, no se conoce la causa.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal es un dolor agudo en el centro o el lado izquierdo del pecho. El dolor podría extenderse hasta el omóplato. En algunas personas, este es un dolor sordo en vez de agudo. Puede ser peor cuando usted se acuesta o cuando respira a fondo.

El dolor dura horas o días y no mejora cuando usted descansa. Es diferente de un tipo de dolor de pecho llamado angina, el cual solo dura poco tiempo y suele mejorar con descanso.

Otros síntomas podrían incluir fiebre leve, debilidad y sensación de cansancio extremo.

La pericarditis no suele ser peligrosa. Pero es posible que el dolor en el pecho esté causado por algo más grave, como un ataque al corazón. Recibir un diagnóstico y tratamiento tempranos puede ayudar a que la pericarditis no cause otros problemas. Esta es la razón por la que usted debería llamar a un médico de inmediato si tiene cualquier tipo de dolor de pecho repentino.

¿Cómo se diagnostica la pericarditis?

Su médico escuchará su corazón durante un examen físico. También le hará preguntas acerca de sus antecedentes de salud, como, por ejemplo, si ha tenido cualquier enfermedad reciente, tratamiento de radiación contra el cáncer, o tuberculosis.

Es posible que su médico desee hacerle algunas pruebas, incluidos un ecocardiograma, un electrocardiograma, una radiografía del pecho (tórax) y análisis de sangre.

¿Cómo se trata?

Si no existen otros problemas, la pericarditis suele desaparecer por sí sola en un par de semanas. Durante este tiempo:

  • Su médico puede recetarle un medicamento para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Los medicamentos pueden incluir un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), como aspirina o ibuprofeno, u otro tipo de medicamento llamado colchicina. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Descanse lo suficiente. Evite el ejercicio y las actividades intensas. Pregúntele a su médico cuándo puede volver a hacer actividad.
  • Siga los consejos de su médico acerca de los problemas a los que debe estar atento, como falta de aire u otras señales de complicaciones.

Asegúrese de acudir a todas las citas de seguimiento con su médico. Si tiene complicaciones o si la enfermedad empeora, es posible que necesite más tratamientos. Esto puede incluir medicamentos o un procedimiento para aliviar la acumulación de líquido y la presión alrededor del corazón (pericardiocentesis).

Créditos

Revisado: 15 diciembre, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Rakesh K. Pai, MD - Cardiología, Electrofisiologia
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Stephen Fort, MD, MRCP, FRCPC - Intervencionista cardíaco