Gammagrafía del hígado y el bazo

Saltar la barra de navegación

Generalidades de la prueba

La gammagrafía del hígado y el bazo es una exploración nuclear que se hace para ver estos órganos a fin de detectar alguna enfermedad.

Durante una gammagrafía del hígado y el bazo, se inyecta un marcador radiactivo en una vena (IV) del brazo. Este marcador viaja por la sangre hasta el hígado y el bazo. Las zonas del hígado y el bazo donde el marcador se acumula en grandes cantidades aparecen como puntos brillantes en las imágenes. Las zonas donde el marcador no aparece o se acumula en cantidades bajas se muestran como puntos oscuros. El patrón con el que se distribuye el marcador por el hígado y el bazo puede ayudar a detectar quistes, abscesos, ciertos tipos de tumores o problemas en la función hepática.

Las gammagrafías del hígado y del bazo se hacen al mismo tiempo.

Por qué se hace

La gammagrafía del hígado y el bazo se hace para:

  • Detectar enfermedades del bazo o el hígado. Si se ha diagnosticado la enfermedad del hígado, una gammagrafía del hígado puede ayudar a mostrar lo bien que funciona el hígado.
  • Detectar cáncer en el hígado.
  • Ver si el cáncer se propagó (metastatizó) al hígado o al bazo.
  • Mostrar el estado del hígado y el bazo después de una lesión en el abdomen.

Cómo prepararse

Antes de la gammagrafía del hígado y el bazo, informe a su médico si:

  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Está amamantando. El marcador radiactivo que se usó en esta prueba puede aparecer en su leche materna. No amamante a su bebé por 2 días después de esta prueba. Durante este tiempo, puede darle a su bebé leche materna que haya guardado antes de la prueba, o puede darle fórmula. Deseche la leche materna que se saque por 2 días después de la prueba.
  • Le han hecho una radiografía con material de contraste de bario (como un enema de bario) o ha tomado un medicamento que contiene bismuto (como Pepto-Bismol) en los últimos 4 días. El bario y el bismuto pueden bloquear una imagen clara.

Deberá vaciar la vejiga antes de la prueba.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o el significado de los resultados. Como ayuda para comprender mejor la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas .

Cómo se hace

A menudo, la gammagrafía del hígado y el bazo es realizada por un técnico en medicina nuclear. Las imágenes de la exploración son interpretadas por un radiólogo o un especialista en medicina nuclear.

Deberá quitarse cualquier joya que use. Es posible que deba quitarse toda o casi toda la ropa. Se le dará una bata para que use durante la prueba.

El técnico le limpiará el sitio del brazo donde se inyectará el marcador radiactivo. Luego, se inyecta una pequeña cantidad del marcador.

Estará acostado boca arriba en una mesa, y se colocará una cámara de exploración grande justo encima de usted. La cámara puede moverse lentamente encima y alrededor de su cuerpo, buscando el marcador y registrando imágenes a medida que el marcador se traslada en el hígado y el bazo. La cámara no emite ninguna radiación, así que no estará expuesto a más radiación durante la exploración.

Pueden pedirle que se mueva en diferentes posiciones para que el marcador se extienda por el hígado y el bazo. Debe permanecer muy quieto durante cada exploración para que las imágenes sean nítidas. Pueden pedirle que contenga la respiración brevemente durante algunas exploraciones.

Una gammagrafía del hígado y el bazo dura aproximadamente 1 hora.

Qué se siente

Es posible que no sienta en absoluto la aguja o que solo sienta un rápido piquete o pinchazo. Puede resultarle difícil permanecer quieto durante la exploración. Pida una almohada o una manta para estar tan cómodo como sea posible antes de que comience la exploración.

Riesgos

En muy raras ocasiones ocurren reacciones alérgicas al marcador.

En algunos casos, podría tener dolor o hinchazón en el sitio de la inyección. Pruebe a colocarse una compresa húmeda y tibia sobre el brazo.

Toda vez que se exponga a radiación, existe una pequeña probabilidad de daño a células o tejidos. Ese es el caso incluso con el marcador radioactivo de bajo nivel que se usa para esta prueba. Pero la probabilidad de daño es muy baja en comparación con los beneficios de la prueba.

Usted eliminará la mayor parte del marcador del organismo a través de la orina o las heces en el término de un día. Por lo tanto, asegúrese de tirar la cadena inmediatamente después de usar el baño y de lavarse bien las manos con agua y jabón. La cantidad de radiación en el marcador es muy pequeña. Eso significa que no es un riesgo para las personas que estén en contacto con usted después de la prueba.

Resultados

La gammagrafía del hígado y el bazo es una exploración nuclear que se hace para ver estos órganos en busca de una enfermedad. Los resultados de la gammagrafía del hígado y el bazo están listos en 2 días.

Gammagrafía del hígado y el bazo

Normal:


Se detectan cantidades normales del marcador radiactivo en el hígado y el bazo. No se ven zonas con cantidades grandes o pequeñas del marcador.

El hígado y el bazo son normales en forma, tamaño y ubicación.


Anormal:


El patrón del marcador en el hígado puede indicar enfermedades.

El patrón del marcador muestra un quiste, un absceso, una acumulación de sangre (hematoma), un bulto de vasos sanguíneos (hemangioma) o un tumor.

El patrón del marcador en el bazo puede no estar en el lugar correcto o puede mostrar tejido de bazo que no se extrajo durante la cirugía para extraer el bazo (esplenectomía).

El hígado o el bazo pueden estar agrandados debido a una enfermedad o pueden tener una forma anormal porque un tumor está haciendo presión contra el órgano.

Ciertos tipos de tumores pueden hacer que se acumulen grandes cantidades del marcador en el hígado o el bazo.

Ciertos tipos de tumores pueden hacer que no se acumule nada del marcador en el hígado o el bazo.

Algunas afecciones hacen que se muestre más marcador en el bazo que en el hígado.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Estar embarazada. Por lo general, no se realizan gammagrafías del hígado y el bazo durante el embarazo debido a que la radiación podría dañar al bebé en desarrollo (feto).
  • Usar bario o bismuto. Si es necesaria una gammagrafía del hígado y el bazo, debe realizarse antes de cualquier prueba que use bario (como un enema de bario).
  • No poder permanecer quieto durante la prueba.

Para pensar

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Revisado: 8 diciembre, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Adam Husney MD - Medicina familiar
Martin J. Gabica MD - Medicina familiar
Howard Schaff MD - Diagnóstico en radiología