Los doctores en quiropraxia (quiroprácticos) utilizan la manipulación espinal, la cual es un tratamiento que aplica presión en una articulación de la columna vertebral. Se utiliza para mejorar el dolor y la función.

La manipulación puede hacerse con las manos o con un dispositivo especial. La fuerza cuidadosa y controlada que se aplica en la articulación puede variar de suave a fuerte y de lenta a rápida. A veces, se trabaja también en otras articulaciones del cuerpo para ayudar a tratar la columna vertebral.

La mayoría de los quiroprácticos tienen un enfoque natural a la promoción de la salud por medio de cambios de estilo de vida, nutrición y ejercicio. Muchos quiroprácticos tienen formación adicional en rehabilitación física y en terapia de ejercicio específica. Algunos también utilizan el análisis nutricional, la terapia herbaria y la acupuntura.

Los quiroprácticos no recetan medicamentos ni realizan cirugía. Pueden solicitar o realizar pruebas de diagnóstico, incluidas radiografías (rayos X).

Los doctores en quiropraxia (DC, por sus siglas en inglés) deben completar 4 años de formación profesional en una universidad acreditada en quiropraxia. El Departamento de Educación de los EE. UU. reconoce la acreditación a través del Consejo de Educación Quiropráctica (Council on Chiropractic Education). Todos los doctores en quiropraxia deben pasar una serie de cuatro exámenes nacionales de certificación para obtener una licencia y comenzar a ejercer la profesión. Cada comité estatal de certificación tiene sus propios requisitos y expide entonces la licencia correspondiente para que el doctor en quiropraxia pueda practicar en ese estado.