Una reacción alérgica es una reacción excesiva del sistema inmunitario a una sustancia llamada alérgeno. Los alérgenos incluyen sustancias químicas, alimentos, medicamentos, moho, plantas y polen.

Los síntomas de una reacción alérgica pueden variar de leves y molestos a graves y potencialmente mortales.

  • Los alérgenos pueden afectar diferentes tejidos en el cuerpo, como las vías respiratorias, los ojos, el tubo digestivo, la nariz, los pulmones y la piel.
  • Algunas reacciones alérgicas, como urticaria o comezón alrededor de la picadura de un insecto o donde una planta o una sustancia química tocó la piel, afectan solo una zona del cuerpo.
  • Otras reacciones alérgicas pueden afectar todo el cuerpo, causando comezón por todos lados, hinchazón, desmayos, dolor abdominal, náuseas, vómitos o dificultad para respirar.
  • Una grave reacción alérgica (llamada anafilaxis) puede llevar a choque ("shock") e incluso a la muerte.

Es posible que no haya una reacción alérgica la primera vez que una persona se expone al alérgeno. Una persona puede volverse más sensible al alérgeno con cada exposición.