Una infección del oído medio es un problema que ocurre cuando crecen microbios en el espacio detrás del tímpano. Esto suele ocurrir después de un resfriado o de una infección de la garganta. Puede causar dolor de oído, fiebre y problemas para oír.

Es posible que todo lo que se necesite sea un analgésico (medicamento para el dolor) sin receta. Algunos niños pueden necesitar tomar antibióticos.