La psoriasis es un problema cutáneo crónico (a largo plazo) que hace que las células de la piel crezcan con demasiada rapidez y que formen manchas gruesas blancas, plateadas o rojizas. Se encuentran con más frecuencia en las rodillas, los codos, el cuero cabelludo, la zona del cóccix y la espalda.

La psoriasis no es contagiosa. Tiende a ser hereditaria. Hay muchos tipos de tratamiento que pueden ayudar a mantener la psoriasis bajo control.