Raíces de un diente

Saltar la barra de navegación

Las raíces de un diente, que se extienden por debajo de las encías y fijan un diente a la mandíbula, tienen nervios y vasos sanguíneos que transportan nutrientes hasta el núcleo (pulpa) del diente. Las raíces están cubiertas por cemento, un tejido sólido y resistente que ayuda a mantener el diente firmemente en su alvéolo.