Inyección de corticosteroides

Saltar la barra de navegación

Se utiliza una inyección de corticosteroides o esteroides para reducir la inflamación en músculos y articulaciones. A menudo, se utiliza para tratar afecciones como artritis, tendinitis, bursitis y afecciones más específicas como la tenosinovitis de De Quervain y el síndrome del túnel carpiano. También puede utilizarse para tratar alergias o asma.

El procedimiento se realiza mediante la inyección de corticosteroides directamente en la zona afectada. La zona puede estar dolorida hasta 2 días después de la inyección, pero la mayoría de las personas mejoran después de 2 días.